Bienvenida al día 5, ¿cómo vienen estos primeros días de desafío?

Hoy te traigo un disparador un poco diferente (no quiero que te me aburras todavía), sobre algo que me pasa desde siempre con los libros. En mi experiencia, tienen un elemento o un ingrediente de magia. De alguna forma, hay libros que llegan a mí en el momento justo, para traerme algo con lo que necesitaba conectar, ¿les pasa? (cuéntenme, me interesa mucho esta mística literaria).

Me recuerda esta idea de serendipia, una palabra que descubrí hace unos años y me generó algo muy lindo. Se las comparto acá:

No sé si te diste cuenta que ayer al final de mi último disparador dejé una pista por ahí, pero sino, te invito a que mires alrededor de donde estés y busques un libro que tengas cerca (si no hay ninguno dando vuelta, podés cambiar de lugar, pedir uno prestado, etc.). Te voy a invitar a que abras algún capítulo – si sos más osada, una hoja al azar – y la leas. Abrite a esa experiencia como si fuera un oráculo creativo, o algún mensaje encubierto: ¿qué te está diciendo ahora, en este momento presente, este libro? El disprador creativo de hoy es documentar esa experiencia en tu journal de la forma que prefieras.

Compartí tu experiencia con el hashtag #30diasdecrearte y etiquetándome así puedo repostearlo.

¡Nos vemos mañana!

Este disparador forma parte del proyecto creativo 30 días de Crearte, en el que vas a encontrar un nuevo disparador creativo todos los días de enero. Podés ver todos los disparadores del proyecto acá.